En este artículo te voy a dar una serie de consejos para empezar a correr desde cero. Vamos a suponer que tu actividad física actual es prácticamente nula y que lleva siendo así desde hace mucho tiempo (o incluso desde siempre). ¡Si este es tu caso vamos allá!

Consejos para empezar a correr

Sigue un plan de entrenamiento

De entre todos los consejos para empezar a correr que te voy a dar me parece el más importante. Seguir un buen plan de entrenamiento y ajustado a la realidad nos hará llegar a un estado de forma correcto con menores riesgos de lesión y con una progresión adecuada. En este blog hay unos cuantos plantes de entrenamiento que te recomiendo seguir progresivamente:

No queremos correr rápido, queremos llegar lejos

Esto debería ser tu mantra en los inicios.  Al menos necesitarás unos 6-12 meses (dependiendo de tu estado físico de  partida) para desarrollar una buena musculatura y fortalecer tus articulaciones. A partir de entonces ya mejoraremos los tiempos. Hasta entonces ritmos lentos. Muy lentos.

No corras a tope

Este es uno de los errores más típicos de los corredores principiantes. Tienen una doble sensación:

  • Por un lado creen que corren muy despacio y que cualquiera que les vea se puede “reir de ellos”.
  • Por otro lado, pasados los primeros entrenamientos, empiezan a correr a ritmos demasiado elevados, ya que notan mejoría a nivel cardiorespiratorio, pero su musculatura aún no está lista.

Ambos pensamientos mezclados son una auténtica bomba de relojería que suele acabar en una lesión. Debes tener en cuenta que estamos intentando iniciarnos en el running. Como decíamos en el punto anterior, no nos importan los ritmos.

Ejercicio mental para entender cual es tu ritmo

Imagina uno de los primeros entrenamientos de tu plan de entrenamiento. Probablemente mezcle caminar con trotar. Si el entrenamiento total son 40 minutos por ejemplo, y se te pide que corras durante 4 minutos, no hagas estos minutos corriendo como si fueran los únicos que vas a correr ese día. Piensa que tendrías que aguantar corriendo los 40 minutos completos (aunque sepamos que es probable que en esta fase del plan aún no podríamos). Pues ese es el ritmo que deberías seguir siempre. El hacer esos 4 minutos a un ritmo demasiado fuerte hará que nuestra musculatura se vea demasiado solicitada y acabaremos lesionándonos en pocas sesiones.

Escucha a tu cuerpo

El organismo mejora en base a dos procesos, el entrenamiento y el descanso. Nuestro cuerpo mejora cuando se le hace salir de su zona de confort (entrenando) y posteriormente se le permite regenerarse (descanso). Esta sucesión de acontecimientos es la que hace que progresemos (supercompensación). Si no seguimos esta pauta, nos terminaremos lesionando (si no descansamos) o empeorando nuestro estado físico (si no entrenamos lo suficiente).

Escucha a tu cuerpo cuando corras

Escucha a tu cuerpo cuando corras

No corras dos días seguidos

Este es un punto fundamental para las personas que se inician en el running. No caigas en el error de querer entrenar dos días seguidos. Puede que tu organismo lo soporte, pero no dejarás a tu cuerpo descansar lo suficiente para asimilar los esfuerzos (no mejorarás) y además tendrás muchas más posibilidades de lesionarte.

Lleva calzado diseñado para hacer running

No es necesario llevar unas zapatillas de running del máximo nivel, pero si deberás llevar unas zapatillas de correr diseñadas para tal fin. En nuestro blog tienes varios artículos que te ayudarán a encontrar el modelo adecuado:

Ten un objetivo realista a medio plazo

Es muy importante tener algún tipo de objetivo a medio plazo que nos motive a continuar en nuestra iniciación a correr. Inicialmente puede ser un plan de entrenamiento, pero más adelante podría ser participar en una carrera popular (te recomendamos ver nuestros consejos para participar en tu carrera popular). Igual que te digo esto, también te comento que sería interesante que el objetivo nunca sea a largo plazo ni demasiado optimista. Por ejemplo, para alguien que está empezando a correr, no tendría sentido que se pusiese como objetivo correr una maratón dentro de dos años, al final la motivación se disiparía en un periodo tan largo.

Tener un objetivo plausible te motivará para seguir adelante

Tener un objetivo plausible te motivará para seguir adelante

No corras siempre en cinta

Puede que al principio de tu entrenamiento te sea más cómodo o incluso menos lesivo correr en cinta. Pero esto a la larga es una manera de acomodarse. En cuanto tu estado físico sea mínimamente consistente sal a correr al aire libre. Verás como la mejora es mayor respecto a hacer running en un entorno tan protegido como es una cinta de correr.

Puede interesarte nuestro artículo sobre los beneficios de correr en cinta.

No te lances a comprar equipamiento

No necesitas gran cosa para empezar a correr. Unas zapatillas de running y una indumentaria que te sea cómoda. Si al final, haces del running una afición duradera para tí, ya será momento de gastar dinero en comprar material. Pero para empezar no hace falta más. Además ten en cuenta que no tienes todos los conocimientos ni la experiencia suficiente para saber que necesitas aún. Espera un poco y no gastes el dinero dos veces.

Acude al fisioterapeuta

Igual que vamos al médico cuando estamos enfermos debemos acudir al fisio cada vez que notemos que “algo no marcha bien” en nuestro cuerpo. Un fisioterapeuta hará que las molestias no se conviertan en lesiones. Alargar nuestra visita a estos profesionales será una vía directa a una temporada en el dique seco.

Documenta tus entrenamientos

Es importante tener registrados nuestros entrenamientos. Para ello os recomiendo utilizar una de las muchas apps gratuitas que hay (Strava, Endomondo, Runtastic, etc.). Mediante estas aplicaciones podremos ir viendo las distancias que corremos, los ritmos y sobre todo nuestra mejora con el paso del tiempo.

Te recomiendo nuestro manual de Strava.

Rodéate de gente que corra

Siempre que sea posible interactúa con otras personas que hagan running. Es muy motivante intercambiar experiencias e impresiones sobre correr con otra gente que sienta pasión por nuestra afición.

Haz que el momento de salir a correr sea “tu momento”

Tenemos que conseguir que el “salir a entrenar” sea un motivo de alegría y desconexión. Corre con música, te lo recomiendo. Es muy agradable recorrer kilómetros escuchando algo que te guste. Pasadas las primeras sesiones de entrenamiento en las que seguramente sufras, llegará el momento en el que te encuentres mejor y más cómodo corriendo.

Olvídate de la técnica de carrera por ahora

Todos tenemos la impresión de que no corremos como lo hacen los corredores de élite y es verdad. Ellos dan unas zancadas enormes, elevan los talones casi hasta los glúteos y nunca dejan que su talón pise el suelo. Esa es la manera más eficiente de correr. Pero tienes que olvidarte de ello. Intentar correr así cuando no tienes una musculatura acostumbrada a hacer ejercicio hará de las tendinitis y las roturas fibrilares tu día a día. Corre como lo hagas de manera innata. Símplemente intenta llevar una postura erguida. La técnica se podrá depurar en el momento que tengas bastantes kilómetros en tus piernas.

No te obsesiones con la respiración

Se repite con la respiración lo mismo que hemos visto con la técnica de carrera. Nos parece que respiramos mal. Realmente lo que pasa es que nuestro sistema cardiorespiratorio no está entrenado. Con el paso de los entrenamientos verás como te sientes mejor físicamente y la respiración se hace menos agitada.

Vídeo con consejos para empezar a correr

Conclusión sobre consejos para empezar a correr

Espero que este artículo sobre consejos para empezar a correr te sirva de ayuda en tu inicio al running. Si es así, te animo a suscribirte al blog (un poco más abajo) y de ese modo te mandaré un email cada vez que haya algo nuevo por aquí.

Consejos para empezar a correr
5 (100%) 8 votos

Comparte este post Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

comoempezaracorrer

Soy Jaime Bermejo, un entusiasta del running. Si estás empezando a correr sigue mis consejos y planes de entrenamiento, y junto a tu esfuerzo e ilusión conseguirás tus objetivos. ¡Seguro! ¿Quieres saber más de mí?

Deja un comentario

Related Posts

Principiantes

Correr con sobrepeso | Estoy Gordo y Quiero Empezar a Correr

El tema del sobrepeso es algo que nos preocupa a todos. Pero no os va a valer de excusa. Se puede correr con sobrepeso. Y se puede empezar hoy. Con unos pequeños consejos verás que el inicio al running se te hace más llevadero.

Principiantes

Fórmula de Karvonen – Entrenamiento por Zonas de Frecuencia Cardíaca

Todo sobre la Fórmula de Karvonen: Explicación del método, cómo calcular tu Frecuencia Cardíaca Máxima y en Reposo. ¡Y la mejor Calculadora de Zonas de Entrenamiento!

Entrenamientos

¿ Qué es el Core? y su importancia en el running

Si queremos entender qué es el Core, debemos pensar en un sistema complejo que engloba a muchos grupos musculares. Verás los principales músculos implicados, así como su importancia en el running.

A %d blogueros les gusta esto: