Fascitis plantar

Fascitis Plantar: Qué es, síntomas, tratamientos y prevención

La Fascitis Plantar es la inflamación de nuestra fascia plantar, la envoltura que recubre la musculatura de la bóveda del pie y se extiende desde el talón hasta los dedos. La fascia se encarga, junto a otras estructuras podales, de mantener el arco plantar, de la protección de los metatarsianos así como de absorber la energía del impacto al caminar/correr.

Es una lesión muy habitual en los runners, y no es exclusiva de los principiantes, muchos corredores de nivel lo sufren a lo largo de su vida deportiva.

Fascitis Plantar

Factores que propician la Fascitis Plantar

  • Usar unas nuevas zapatillas.

  • Usar zapatillas muy desgastadas (aprende aquí cuando cambiar tus zapatillas de correr).

  • Modificación de la pisada normal, ya sea por otra lesión que nos hace cambiar instintivamente nuestra forma de pisar o por correr por terrenos no habituales (más desniveles, irregularidades).

  • Aumentos muy repentinos en duración e intensidad de nuestros entrenamientos.

  • Tener sobrepeso (Si quieres acceder a nuestros consejos para correr con sobrepeso pulsa aquí).

  • La forma del propio pie puede contribuir a sufrirla.

Consejos para evitar la inflamación de la Fascia

  • No hacer tiradas largas con zapatillas nuevas hasta que nos acostumbremos a ellas.

  • No empezar a correr distancias muy largas tras un periodo de inactividad.

  • Estar en nuestro peso, ya que el sobrepeso es un factor primordial en su aparición.

Síntomas de las fascitis

  • Dolor en la bóveda plantar.

  • Dolor muy intenso sensible a la presión en la parte posterior de la planta del pie, en el hueso calcáneo. Es habitual que los pacientes se refieran a ella como “ardor en el talón”.

  • Duele al andar, al correo o al incorporarnos tras estar sentados o tumbados.

La fascitis plantar puede volverse crónica, y hacer que incluso el roce con el calzado sea doloroso. Es habitual que no duela mientras la zona entra en funcionamiento, y por ello los corredores sienten que pueden entrenar sin dolor, pero al finalizar la actividad el dolor vuelve.

 

¿Te está gustando el artículo? ¿Me regalas un “Me gusta” en Facebook? 😇👍

¿Correr con fascitis plantar?

Se puede teniendo siempre en cuenta que habrá seguir una serie de indicaciones para que la fascia vaya recuperándose y el dolor vaya disminuyendo:

  • Disminuir el ritmo de los entrenamientos.

  • Intentar no correr sobre superficies duras como asfalto, pero huir de las muy blandas también como la arena.

  • Acudir a un fisioterapeuta que nos ayudará a descargar la zona y podrá ponernos un Tape (habitualmente con la técnica ‘Low Dye Taping‘) que acelerará la recuperación.

  • Aplicación de frío tras el entrenamiento especialmente. Lo idóneo sería hacerlo 3 veces al día durante unos 10 minutos.

Prevención de la fascitis plantar

  • Usar alternativa dos o mas pares de zapatillas.

  • En algunos casos, si un especialista lo considerase oportuno, utilizar plantillas a nuestra medida.

  • Realizar ejercicios de estiramiento del pie.

Si te ha gustado el artículo puedes suscribirte justo debajo. Sólo te mandaré un mail cada vez que haya una nueva entrada 😉 .

Fascitis Plantar: Qué es, síntomas, tratamientos y prevención
Puntúa el post

Comparte este post Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario