Los corredores se quejan frecuentemente de las molestas ampollas, situadas en los costados de los dedos del pie, al igual que en el talón y la parte baja. Esto se debe, en su mayoría, a los zapatos que utilizan, que junto al calor y sudor provoca fricción, causando asi, las famosas ampollas. Si quieres saber cómo prevenirlas y curarlas, sigue leyendo este post.

¿De qué forma las podemos curar?

Las ampollas acumulan líquido por una excesiva humedad en la piel, estas por lo general, duelen. Por lo que son, sumamente molestas para los corredores y su correcto desenvolvimiento a la hora de pisar.

Si tienes molestas ampollas y tienes una competencia importante, evita, por más que tengas la tentación, de arrancar la piel de la ampolla. Tampoco la extirpes con tus uñas, ya que, solo empeoraras la situación. Preferiblemente, lava tus manos muy bien, y picha la ampolla con una aguja esterilizada, para que drene el líquido, no extraigas el agua con tus manos deja que drene solo. De esta manera, evitarás una infección.

Zapatos adecuados para los corredores

Las ampollas en los corredores, se deben en su mayoría, al calzado que usan para correr o competir. Debido a que, utilizan zapatos muy rígidos, que les impide la oxigenación necesaria de aire en el pie, lo que ocasiona que el calor segregue humedad,  permitiendo la aparición de las molestas ampollas.

Las zapatillas minimalistas son perfectas para prevenir este tipo de afecciones, ya que, tienen un diseño ligero que te hace sentir descalzo, lo que te permite la correcta oxigenación del aire. Además, hay un modelo específico de zapatillas que tienen la forma exacta del pie, es decir, separa cada uno de los dedos, evitando por consiguiente, la fricción y la aparición de ampollas. ¡Es hora de cambiar tus zapatos!

Prevenciones para los corredores

Es recomendable, que antes de salir a trotar, te apliques cremas hidratantes o vaselina en todo tu pie, en especial la parte baja, ya que, es menos probable que sufras de fricción. Además, puedes utilizar calcetines técnicos, los cuales, están fabricados con materiales ligeros, que le permiten al pie, eliminar los excesos de humedad.

Las ampollas comúnmente son normales y no se complican, ya que, por lo general, se curan por si solas al pasar del tiempo. Sin embargo, en algunos casos se pueden infectar, reteniendo asi, pus. Asi que, si notas que tu ampolla está muy enrojecida, y tienes fiebre, probablemente, se trate de una infección, en esos casos acude al médico.

Ampollas al correr
5 (100%) 5 votos

Categorías: Consejos

comoempezaracorrer

Soy Jaime Bermejo, un entusiasta del running. Si estás empezando a correr sigue mis consejos y planes de entrenamiento, y junto a tu esfuerzo e ilusión conseguirás tus objetivos. ¡Seguro!
¿Quieres saber más de mí?

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Consejos

¿Cómo empezar a correr para tonificar?

Cuando trotamos, por lo general, trabajamos en gran medida las piernas. Sin embargo, hay formas de lograr, una tonificación completa con esta actividad física. Eso nos lleva a la conclusión, que cuando corremos, sin duda, Leer más…

Consejos

¿Cómo empezar a correr sin aburrirse?

Muchas personas, señalan que, correr es aburrido, es por esa razón, que optan por comprar máquinas de trotar para entrenar en sus casas. Pero, lo que no saben, es que, se están perdiendo de mucho Leer más…

Consejos

¿Cómo empezar a correr sin morir en el intento?

Bien sabemos, que correr cuando no estamos en forma, es todo un desafío. Nuestras piernas duelen, nos hiperventilamos y pareciera que nuestro corazón se fuera a salir por la boca. Sensaciones realmente desagradables, que nos Leer más…